Mostrando entradas con la etiqueta P.SEMANA SANTA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta P.SEMANA SANTA. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de abril de 2014

PASTEL O MONA DE PASCUA DE CHOCOLATE Y NATA





 photo lidl1_zps622d23eb.jpg



La mona de pascua es un dulce tradicional de toda la zona mediterránea..antiguamente se hacía la mona para celebrar el final de la cuaresma, la abstinencia llegaba a su fin con un dulce tradicional, que se hacía con una masa levada y huevos cocidos para adornar...hoy en día, el pastel o mona de pascua, ha ido cambiando, buscando la modernidad y convirtiéndose en un pastel mas moderno, con figuritas de chocolate que generalmente son huevos, conejos o pollitos, los animales más típicos de las decoraciones de los dulces en éstas fechas, aunque en las pastelerías de toda la vida, se siguen vendiendo las monas levadas con sus formas tradicionales, su huevo cocido y su miga, jugosa y rica.


En mi casa no hay tradición de hacer éste pastel...con las natillas, el arroz con leche, la leche frita, los roscos fritos y los pestiños...ya vamos un poco "dulces" jejej, así que no se nos ocurre hacer ni comprar otro tipo de pasteles; pero éste año, se me ha antojado prepararla, ya que Lidl me ha enviado unas bolsitas con chocolatinas especiales para decorar éste pastel, conejitos, pollitos y un super conejo enorme de chocolate y todo ésto, lo podéis encontrar éstos días en vuestro supermercado Lidl más cercano, porque siempre hay productos cuya calidad y precio,  nos sorprenden.





INGREDIENTES


Para los bizcochos (3 bases de bizcocho genovés)

4 huevos
120 gr. de azúcar
una cucharadita de esencia de vainilla
120 gr. de harina de repostería (sin levadura) ***
un pellizco de sal

Para la crema de chocolate o trufa

500 gr. de nata para montar
200 gr. de chocolate postres
50 gr. de azúcar


Para el relleno de crema de naranja

250 de azúcar
la piel de una naranja(solo la piel naranja)
200 gr. de zumo de naranja natural
120 gr. de mantequilla
4 huevos


Para decorar

500 ml de nata para montar
80 gr. de azúcar







ELABORACIÓN


CON THERMOMIX


De la crema de chocolate o trufa

Poner la nata, el azúcar y el chocolate troceado en el vaso y programar 6 min. 90º vel. 2. Verter en un recipiente y dejar enfriar hasta que esté bien duro. Mejor toda la noche.

Una vez que esté fria, poner en el vaso del Thermomix y poner la mariposa en las cuchillas, montar en vel. 3 hasta que esté la crema dura y esponjosa.

Poner la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y guardar refrigerada hasta el momento de utilizar.


Del bizcocho genovés

Precalentar el horno a 180º.

Colocar la mariposa en las cuchillas del vaso del Tmx, abrir los huevos y poner dentro del vaso junto al azúcar y la esencia de vainilla. Programar 6 min. a 37º y velocidad 4 para mezclar el bizcocho, la mariposa junto a la temperatura de 37º harán que aumente su volumen hasta triplicarlo, cuando acabe el tiempo, vuelva a programar 6 min a vel. 4 sin temperatura, para que tome cuerpo y se enfríe un poco.

Abrir el vaso y añadir la harina y un poco de sal alrededor de la mariposa, cerrar la tapa y mezclar 4 segundos a vel. 4, sacar la mariposa y sacudir un poco para que suelte los restos de mezcla y terminar de envolver con la espátula.

Poner la preparación dividida en tres moldes pequeños circulares (yo utilizo los metálicos de usar y tirar dónde se venden los pollos, es un tamaño ideal), meter en el horno y hornear unos 10-15 min., solo debe dorarse ligeramente, si éste bizcocho se hornea demasiado se pondrá duro.


Crema de naranja

Con el vaso y las cuchillas bien secos, poner el azúcar y pulverizar 30 segundos a velocidad progresiva del 5-10, añadir la piel de la naranja y repetir la operación, añadir el zumo de naranja, la mantequilla en trozos y los huevos y programar 20 min. a 90º y velocidad 4. 


Montar la nata

Poner la nata muy fría en el vaso del Tmx, poner la mariposa en las cuchillas y montar a velocidad 3 1/2 hasta que la nata esté dura y con una textura sedosa y espesa, (cuidado de no montar demasiado, ya que el exceso de montado, lo que hace es por el efecto del centrifugado, separar la grasa y convertirla en mantequilla)***

Meter la nata en una manga pastelera. Refrigerar hasta el momento de usar.


MONTAJE DEL PASTEL


Poner una base del bizcocho en el plato dónde vamos a servir el pastel, poner una buena capa de crema de naranja por encima de la base que empape un poco el bizcocho, poner una capa de crema de chocolate por encima, tapar con otra base de bizcocho y repetir la operación.

Aplicar tiras de crema de trufa de forma vertical sobre el bizcocho, dejando un claro del mismo tamaño entre una y otra tira (esa la rellenaremos de nata blanca), adornar la parte de arriba del bizcocho con crema. Con la manga pastelera de nata blanca, hacer tiras verticales en los claros que hemos dejado antes sin hacer, adornar la parte superior del pastel.

Adornar el pastel con los pollitos, conejos de chocolate y unos adornos de colores.



ELABORACIÓN TRADICIONAL


De la crema de trufa o chocolate

Poner la nata, el azúcar y el chocolate troceado en un cazo, calentar y remover mientras se deshace el chocolate sin que llegue a ebullición. Dejar enfriar bien toda la noche.

Al día siguiente y bien frío, montar con unas varillas eléctricas.
Poner la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y guardar refrigerada hasta el momento de utilizar.

Del bizcocho genovés

Precalentar el horno a 180º.

Poner en un cuenco los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla, colocar en cuenco sobre un cazo con agua que esté en el fuego a temperatura media, batir con unas varillas hasta que triplique su volumen, añadir la harina tamizada y seguir mezclando con las varillas.

Poner la preparación dividida en tres moldes pequeños circulares (yo utilizo los metálicos de usar y tirar dónde se venden los pollos, es un tamaño ideal), meter en el horno y hornear unos 10-15 min., solo debe dorarse ligeramente, si éste bizcocho se hornea demasiado se pondrá duro.

Crema de naranja

Rallar finamente la cáscara de naranja, exprimir las naranjas y poner el zumo, la ralladura, el azúcar, la mantequilla y los huevos batidos en un cazo al fuego, calentar a fuego medio sin dejar que remover con las varillas hasta que la crema espese, retirar en cuanto se ponga espesa y seguir removiendo con las varillas durante unos minutos.

Montar la nata

La nata debe estar muy fría antes de montarla, y la pondremos en un bol amplio con el azúcar, montar con unas varillas eléctricas hasta que esté bien espesa. Meter en una manga pastelera y mantener bien fría antes de utilizar.




MONTAJE DEL PASTEL


Poner una base del bizcocho en el plato dónde vamos a servir el pastel, poner una buena capa de crema de naranja por encima de la base que empape un poco el bizcocho, poner una capa de crema de chocolate por encima, tapar con otra base de bizcocho y repetir la operación.

Aplicar tiras de crema de trufa de forma vertical sobre el bizcocho, dejando un claro del mismo tamaño entre una y otra tira (esa la rellenaremos de nata blanca), adornar la parte de arriba del bizcocho con crema. Con la manga pastelera de nata blanca, hacer tiras verticales en los claros que hemos dejado antes sin hacer, adornar la parte superior del pastel.

Adornar el pastel con los pollitos, conejos de chocolate y unos adornos de colores.








miércoles, 9 de abril de 2014

TALVINAS (TRADICIONAL Y THERMOMIX)





 photo talvinas5_zpscac111fa.jpg


 photo talvinas3_zps0c4e9870.jpg



Hace unos días me llamaban del Ayuntamiento de mi pueblo*, Canal Sur quería hacer un reportaje sobre un plato muy antiguo, las talvinas o tarbinas, ( lo he visto escrito de las dos formas y no tengo muy claro cual es la forma correcta de escribirlo), es un plato humilde, sencillo, tradicional de la semana santa y el invierno, un plato que muchas veces comíamos en mi casa para cenar en los días fríos de invierno, cuando apetecía algo calentito y dulce.

Bien, pues tras ponerse en contacto conmigo el Ayuntamiento, me puse a elaborar éste plato, pues en la tele todo es muy rápido y quería ver como lo haría para explicarlo en el menor tiempo posible...como presentaría el resultado y pensando en hacer un bonito bodegón con los ingredientes.... todo un reto y un compromiso, no porque la receta tenga ninguna dificultad...noooo...era porque se grabaría en mi casa y ....uf! sudores me entraron, jejeej, pero unos días después me llamaron para decirme, que habían pedido que fuese un restaurante el que elaborara el plato...por lo que yo respiré tranquilamente, jejej, hace ilusión cocinar un plato tradicional de tu pueblo para la televisión de Andalucia, jejej,  pero también es una responsabilidad muy grande....

Hoy quiero compartir el resultado de éstas gachas....y la receta por si queréis probarla....están riquísimas y son bastante nutritivas como podréis comprobar, jejeej, yo las he presentado de dos formas, una manera tradicional, en plato de barro y otra sobre una tosta de pan frito y aplicadas con manga pastelera (para ésta última preparación las gachas tienen que salir duritas y esperar que se enfríen un poco para que tomen consistencia).

**Soy una cansina, lo he nombrado mil veces, pero por si alguno ha llegado nuevo al blog, mi pueblo se llama Dalías y está en Almería, es un pueblo pequeño, agrícola, situado en la baja Alpujarra, en las faldas de Sierra de Gádor, entre el mar y la montaña....precioso, con unas tradiciones, una gastronomía y un patrimonio únicos...y las fiestas de Sto. Cristo de la Luz, están declaradas como bien de interés turístico.


 photo talvinas4_zps1de294b9.jpg



INGREDIENTES

un puñado de almendras
dos o tres rodajas de pan del día antes
100 gr de aceite de oliva virgen extra
una cucharadita de matalauva (anís verde)
500 ml de leche (también se puede hacer con agua)
una peladura de limón (solo piel amarilla)
un palo de canela
75 gr de azúcar
60 gr de harina de repostería (si se quieren mas densas 80 gr.)
miel de encina (o miel de caña)
opcional (canela en polvo)





 photo talvinas6_zps425701af.jpg




ELABORACIÓN



TRADICIONAL

Poner en una sartén la harina, poner a fuego medio y remover hasta que la harina se dore ligeramente, (éste paso es opcional, ya que se pueden hacer también con la harina cruda).

Poner en una olla la leche con la peladura de limón y el palo de canela. Llevar a ebullición y apagar inmediatamente, dejar que infusione el limón y la canela para aromatizar la leche.

Poner en una sartén el aceite a calentar, freír las almendras, sacar y reservar en un bol, añadir el pan cortado en dados de un centímetro y freír hasta que se dore el exterior. Sacar y reservar en un bol. Añadir la matalauva, remover mientras que se fríe ligeramente, añadir inmediatamente la leche reservada templada,
el azúcar y  poner a fuego medio,  añadir la harina poco a poco, removiendo con unas varillas para que no haga grumos, cuando las gachas estén finas, apartar del fuego.

Servir en cuencos las tarbinas y poner por encima las almendras y el pan frito. Terminar con un hilo de miel o si se prefiere canela molida.



 photo collage_zpseab6a3c7.jpg



CON THERMOMIX


Poner en una sartén la harina, poner a fuego medio y remover hasta que la harina se dore ligeramente, éste paso es opcional, ya que se pueden hacer también con la harina cruda.

Poner en una sartén el aceite a calentar, freír las almendras, sacar y reservar en un bol, añadir el pan cortado en dados de un centímetro y freír hasta que se dore el exterior. Sacar y reservar en un bol. Añadir la matalauva, remover mientras que se fríe ligeramente y apagar el fuego quitando la sartén para que no siga cocinándose. Reservar este aceite con las semillas***.

En el vaso de la Thermomix seco, ponermos el azúcar, la peladura de un limón y una cucharadita de canela en polvo, pulverizar 5 al 10 progresivo durante unos 20 segundos. Añadir al vaso, el aceite que ha quedado de freír el pan y las almendras, la leche y la harina. Programar 5 min. 90º vel. 4

Servir en cuencos las tarbinas y poner por encima las almendras y el pan frito. Terminar con un hilo de miel o si se prefiere canela molida.




***Si no os gusta encontraros al comer las semillitas de matalauva, colar el aceite antes de ponerlo en la preparación.

***Las tarbinas se pueden tomar mas o menos densas, según los gustos...recién hechas y calientes están con una textura parecida a las natillas, pero cuando se enfrían toman mas textura y se pueden servir como en las fotos, sobre tostas de pan frito y aplicándolas con una manga pastelera, ésta presentación es más "fina" si las queremos poner a nuestros invitados o para que se puedan tomar como postre mas pequeño de bocado.




sábado, 23 de marzo de 2013

PESTIÑOS RAPIDOS CON THERMOMIX



 photo _DSC1722-2_zps0b3eed47.jpg



Otro dulce típico de Semana Santa, y además adaptado para Thermomix, para los usuários de Thermomix y todos mis clientes, para que no pringuéis la cocina y el tiempo os cunda mas....y los que no tenéis ésta fabulosa herramienta, podéis hacer ésta receta mezclando líquidos por un lado y sólidos después...solo que tendréis que utilizar vuestras manos....y es muy agradable hacerlo así, a mano, yo siempre lo he hecho....pero desde que he descubierto que lo hago de forma más rápida y más limpia con mi máquina, pues que voy a decir, que el tiempo no me sobra y además como no hago mucha cantidad, no me paso toda la semana comiendo pestiños, jejejej, así me da tiempo también a hacer Roscos Fritos y Leche Frita....hay que ver como son los dulces de Semana Santa.....tan ligeros! jejej



 photo _DSC1715-3_zps72417658.jpg



INGREDIENTES

200 gr. de aceite de oliva 0,4º
550 gr. de harina de trigo
una cucharadita de anís en grano o matalauva
una cucharadita de ajonjoli
una cucharadita de canela molida
una pizca de nuez moscada (opcional)
50 gr. de zumo de naranja
una piel de naranja o de limón
100 gr. de vino blanco o moscatel
50 gr. de anís dulce
un pellizco de sal

Para rebozar

aceite de oliva 0,4º 
azúcar
canela molida
 

 photo _DSC1699-1_zps5ff7035b.jpg



ELABORACIÓN

Poner el aceite dentro del vaso de la Tm. y programar 3 min. varoma vel. 1, añadir la piel del limón o naranja y programar 3 min. varoma vel. 1, añadir también el anís en grano y el ajonjoli y programar otra vez 3 min. varoma vel. 1 para que se frían también las semillas. Sacar las pieles y apartar.

Añadir el vino, el zumo de naranja y el anís, remover unos  4 seg. a vel. 4, añadir la harina, la sal y la canela y mezclar 10 seg. vel. 6 y programar 2 min. vel. espiga y vaso cerrado.

Pintar la mesa o la encimera con aceite de oliva con la ayuda de las manos, sacar la bola del vaso y extenderla encima con un rodillo, tiene que quedar fina, cortar los pestiños cuadrados de unos 4 ó 5 centímetros de lado o redondos ayudándonos con un vaso o aro de emplatar, unir dos de los extremos y apretar bien.

Calentar abundante aceite de oliva en una sartén profunda y freir los pestiños, sacar a un plato con papel absorbente y al momento por azúcar con canela molida.



***Son muy, muy crujientes, una versión diferente de la que tengo publicada desde el principio del blog, que es la que hacía yo antes, ésta que traigo hoy es más sencilla y rápida, y con menos ingredientes, pero si la queréis ver para compararlas o incluso hacerla podéis pinchar en el título Pestiños

***Mis pestiños son muy pequeñitos, yo prefiero tomar dos si tengo ganas a no poder terminarme uno, así que tengo la costumbre de hacer éstos dulces pequeños, además me ayudó mi hija y la Thermomix de la foto es la de juguete, y el plato es de un juego de café, digo ésto para que os hagáis una idea del tamaño de los pestiños de la foto.
 

sábado, 16 de marzo de 2013

ROSCOS FRITOS CON THERMOMIX





 photo _DSC1678-1_zpsa78b0542.jpg




Necesito que termine ya la Semana Santa...si, lo necesito, porque cada día si tengo algo de tiempo, tengo la excusa para hacer dulces típicos...y madre mía, en vez de andar voy a rodar...jejeje, bueno, no es para tanto, pero en cuanto pasen las fiestas tendré que hacer el firme propósito de no comer ni un dulce...que llevo una semana "malísima de sufrimiento dulce" jejeje, probando a hacer mis dulces típicos con la Thermomix, siempre los he hecho de forma tradicional a pesar que tengo la Thermomix desde hace 15 años, y nunca había probado a hacerlos con mi ayuda en la cocina, el resultado....no ha podido ser mejor, hago menos cantidad en menos tiempo y están igual de buenos...quien da mas?


Esta receta no es la que hago habitualmente, pero es muy parecida, es del libro Cuesta menos con Thermomix II con mis aportaciones y probablemente si vuestras recetas de roscos llevan aproximadamente las mismas proporciones, podréis adaptarlas para Thermomix, solo tendréis que cambiar a vuestras medidas, y siempre teniendo en cuenta que es mejor no poner mas de medio kilo de harina en el vaso, es preferible hacer dos tandas si queremos hacer un kilo de harina.

Si queréis ver la receta de mi madre, la que se ha hecho en mi casa toda la vida,  la podéis ver aquí, Roscos fritos  es muy parecida a ésta que os propongo hoy, pero quería hacer los roscos de otra forma para probar, y la verdad es que el resultado me ha gustado bastante....




 photo _DSC1683-2_zps9a293b08.jpg



 photo _DSC1688-3_zpsde00abab.jpg





INGREDIENTES

2 huevos
150 gr. de azúcar
150 gr. de aceite de oliva (suave)
150 gr. de zumo de naranja ( o 100 gr. de zumo y 40 gr. de anís)
600 gr. de harina
1 sobre de levadura Royal
2 sobres de gaseosas (El Tigre, Mercadona)
ralladura de medio limón y de media naranja
aceite suave para freir y azúcar para rebozar



ELABORACIÓN


Con Thermomix:


Poner en el vaso de la Thermomix los 150 gr. de azúcar y pulverizar 30 seg. a vel. 5 a 10 progresiva, añadirmos las pieles de la naranja y del limón por el bocal y volvemos a programar de nuevo el mismo tiempo. Bajar de las paredes y de la tapa el azúcar.

Añadir los huevos, el zumo de naranja, el anís y el aceite y mezclar unos 15 seg. a vel. 5; agregar la harina, el sobre de levadura y los sobres de gaseosa y mezclar 10 seg. a vel. 6 y  abrir el vaso y terminar de mezclar con la espátula.

Dejar la masa reposar en el vaso una media hora.

Mojar con un poco de aceite una superficie plana, ya sea la mesa o una bandeja, extender con las manos para quitar el exceso. Con las manos húmedas de aceite coger bolas de masa  y hacer un agujero en el medio, poner el rosco encima de la superficie y dejar reposar. ( se les puede hacer un corte con una cuchilla por encima o por todo el contorno, eso hará que se abran)

Calentar medio litro de aceite de oliva en una sartén honda, preparar un plato con papel absorbente, otro plato con azúcar y canela y otro plato para poner los roscos listos.

Ir poniendo los roscos en el aceite caliente, cuando se doren se sacan al plato con papel absorbente y dejar reposar un momento, seguidamente pasar el rosco por azúcar y canela y colocar en el plato.


Elaboración Tradicional:

Batir los huevos con el azúcar, añadir el zumo de naranja, el anís y el aceite, mezclar con varillas, añadir la raspadura de un limón y de una naranja, añadir la harina, la levadura y los sobres de gasificante, remover con varillas hasta que la dureza de la masa nos lo permita y luego pasar a amasar con una espátula o con las manos ( es una masa muy pegajosa). Dejar la masa reposar y formar los roscos. El resto de la receta igual que en el apartado anterior.



***Los roscos fritos son entretenidos, con la Thermomix la masa se hace en un momento, pero aún queda freirlos y rebozarlos y os aconsejo que si no tenéis mucha costumbre, os ayude alguien, pues hay que hacer varias cosas a la vez y puede ser agobiante, es ideal que los niños participen en la cocina, y ellos pueden ayudar a rebozar los roscos una vez fritos.

***Una vez que tengamos los roscos hechos, podemos guardarlos en una olla tapada para que se conserven mas tiempo blandos, aunque éstos por la cantidad de aceite que llevan se conservan muy bien, los que yo hago habitualmente, llevan menos cantidad de grasa y tienden a endurecerse bastante más rápido que éstos.










miércoles, 13 de marzo de 2013

LECHE FRITA CON FRUTA CONFITADA






 photo _DSC6052-1_zpsc73d41ce.jpg





Todos los años me sobra fruta confitada de la Navidad, y claro, hay que reciclarla, no la voy a tirar!  siempre hay algún plato que es susceptible de adornar con colorines...y pensé en reciclarlos en la leche frita, y como no me da miedo experimentar, dicho y hecho, a probar ésta forma de reciclaje y no me equivoqué, le da colorido y además la leche frita estaba bien rica y pasó con nota la prueba, ya que tenía una megareunión de "primos Góngoras" y les encantó....por supuesto no quedó ni la muestra....menos mal que probé la de la fotografía, que si no, ni la pruebo...




 photo _DSC6062-2_zps1cce7728.jpg






INGREDIENTES

150 gr. de azúcar
150 gr. de maicena (harina de maiz refinada)**si ponemos 120 gr. saldrá más blanda y rica, pero costará un poco más de trabajo manejarla, aunque vale la pena.
1 litro de leche
1 peladura de limón
1 rama de canela
100 gr. de frutas escarchadas en trozos pequeños


Para freir y rebozar:

Una cucharada de canela en polvo
1 taza de harina normal (si lo va a tomar un celíaco, sustituir por harina apta sin gluten, ya sea por maizena o por otra de su gusto)
2 huevos
1 taza de azúcar
1 taza de aceite (yo utilizo de girasol)




ELABORACION


En un cazo calentamos 3/4 partes de la leche, el resto la reservamos en un bol y le añadimos la harina de maiz y lo reservamos.






Cocer  leche con una rama de canela y la peladura de un limón o de naranja, sin que llegue a hervir, una vez que esté bien caliente, la retiramos del fuego y la dejamos reposar 10 minutos para que infusione.

Colar la leche para retirar la peladura, la nata que se ha podido crear en la superficie de la leche y los posibles trocitos de canela en rama que pueden haber quedado flotando en la leche.

Ponemos de nuevo al fuego la leche, añadimos el azúcar y una vez que esté caliente agregamos la leche fría con la harina de maiz disuelta, poco a poco y sin dejar de remover con unas varillas, cuando veamos que está alcanzando el punto de ebullición, apartamos del fuego y removemos energicamente con las varillas durante unos minutos para que no se nos queden grumos y añadimos los trocitos de fruta, removiendo para que se repartan bien por toda la crema.

Preparamos un molde cuadrado de unos 25 cm. de lado, lo pintamos con aceite de oliva y vertemos la crema, movemos el molde sacudiéndolo para que la crema se quede lisa por la superficie y dejamos enfriar tapado con un film de cocina pegado a la crema para que no haga costra.



Una vez frío retiramos el film de cocina, cortamos en trocitos cuadrados de unos 2 cm. y los vamos sacando a una bandeja (si es necesario podemos mojar el cuchillo en agua caliente entre corte y corte para que se deslice mejor).

Batir los huevos en un bol y reservar.

Mezclamos en un bol el azúcar y la canela

Ponerla harina normal en un bol




Ponemos el aceite en una sartén profunda y lo calentamos, entonces vamos mojando la leche en harina y después en huevo batido y seguidamente los ponemos en la sartén, cuando estén dorados por todos sus lados, los sacamos a papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Cuando tengamos toda la leche frita lista, la vamos pasando por azúcar normal mezclado con la canela y lo presentamos.






Si la dejamos de un día para otro, tenderá a sudar y derretirse el azúcar, pero si queremos servirla y que no se note, bastará con volverla a rebozar en azúcar y canela, estará como recién hecha.



CON THERMOMIX

Ponemos en el vaso de la thermomix la mariposa, cerramos y añadimos la leche, el palo de canela, la peladura de limón, la maizena y el azúcar, removemos a vel. 2 unos segundos y programamos 12 minutos, vel. 1 y a 90º. En el último minuto le añadimos la fruta escarchada. Sacamos del vaso ayudándonos con la espátula y la estiramos en una fuente grande para dejarla enfriar.

Si queremos que tenga más sabor a limón y canela, calentaremos la leche 90º vel. 1 unos 8 minutos. Dejamos infusionar y volvemos a ella cuando la leche esté totalmente fría, haciendo los pasos que he explicado anteriormente, solo hay que tener en cuenta que la leche debe estar fría para disolver la maizena.



***Esta receta la pueden tomar las personas que no toleran el gluten, ya que la harina que se utiliza es harina de maiz y para rebozar pueden utilizar las marcas que habitualmente utilizan sin gluten


***Como podéis ver algunas fotos ponen Cocina con Ana, las he robado, es decir, me las he robado a mí misma, jejej, para quien no lo conozca el blog Cocina con Ana es mío, así que me he apropiado de las fotos para ilustrar el paso a paso.






lunes, 2 de abril de 2012

NATILLAS CON HUEVOS ENTEROS





Photobucket




Las natillas son tan tradicionales como poco conocidas....si, os extraña que ponga ésto, pues es curioso, pero hay muchísima gente que jamás y vuelvo a decir...jamás...ha hecho natillas caseras, solo conocen los sobres de polvitos mágicos y su sabor a vainilla, y cuando prueban unas auténticas natillas caseras y ven que se hacen en el mismo tiempo que unos polvitos, se quedan totalmente extrañados...

Yo siempre intentando convencer de que lo casero es lo mejor....es que no lo puedo remediar, pero cómo va a ser igual un preparado en polvo, que unos huevos frescos, un poco de leche y un poco de azúcar, y además un plato que es apto incluso para celíacos y para diabéticos, porque el azúcar se puede sustituir por otro endulzante tolerado por diabéticos y la harina que utilizamos es maizena, es decir harina de maiz que es totalmente apta para celíacos, así que tenemos un postre bien sano, casero, que se hace en un momento y además está exquisito.


Yo en otra ocasión compartía las natillas de vainilla y de chocolate (con yemas) también llamada crema pastelera, y éstas natillas son muy parecidas, solo que al hacerse con los huevos enteros salen algo más claritas, aunque mis fotos engañan, porque cómo he dicho en muchas ocasiones, mis huevos son caseros y las yemas son de un color naranja muy intenso, algunas veces casi rojas.

Y si hablamos de natillas, podemos hacerlas de un montón de sabores diferentes, en ésta receta, os doy algunas ideas para hacerlas de sabores diferentes, partiendo de la misma receta y además también podemos hacer Natillas de turrón con petazetas de chocolate, y unas curiosas natillas hechas con nata y zumo de naranja  Crema de naranja con crujiente de caramelo, otros caprichos dulces y exquisitos.



INGREDIENTES


4 huevos grandes
1 litro de leche
200-250 gr. de azúcar (o edulcorante)
80 gr. de maizena
opcional:  para aromatizar, podremos dejarlas tal cual, no poner nada, con lo cual tendrán un sabor parecido al flan o bien aromatizar con:

piel de limón + palo de canela
esencia de vainilla
cacao puro sin azúcar
café soluble

canela, azúcar o cacao en polvo  para decorar
opcional: galleta (si queremos que se ablande elegiremos las tipo maría hojaldradas)



ELABORACIÓN


Separamos un vaso de leche del total y batimos con los huevos y la harina de maiz.

En una olla, calentamos el resto de la leche con (el aroma elegido, el cacao o el café), y el azúcar**, lo llevamos a ebullición y cuando esté humeante pero sin hacer borbotones, añadimos la leche que tenemos reservada y removemos con unas varillas sin parar hasta que vuelta a hervir, justo en ese momento (no dejar más tiempo) retiramos del fuego y removemos con las varillas enérgicamente para que no haga grumos ni se corte.

Ponemos en platos individuales y dejamos enfriar.

Si nos gusta con galleta, pondremos la galleta en el fondo del plato o la copa de servir y verteremos  las natillas caliente sobre ella, que con el efecto del calor de las natillas y su humedad, se ablandará.

Por último para decorar, añadiremos cacao en polvo para las de chocolate, canela molida para las que hemos aromatizado con limón y canela y azúcar para las que son de huevo.

El azúcar para la cobertura se puede quemar con un soplete o con una pala de quemar, para que se queden cubiertas de un caramelo crujiente.

CON THERMOMIX


Poner todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y batir unos 20 seg. a vel. 8, programar 10 minutos a 90º y vel. 4, (si no estuviesen muy cuajadas puede ser a causa de la temperatura de la leche, podemos poner otros 2 minutos) cuando termine el tiempo programar 2 minutos sin temperatura a la misma velocidad.



***Es importante tener unas varillas, ahorran mucho trabajo a la hora de remover, si vemos que se empiezan a cortar (algunas veces pasa) retiramos rapidamente del calor y removemos con energía siempre hacia el mismo lado.

***El azúcar que yo pongo son unos 200-250 gr. a mí personalmente me gusta menos dulce, pero para ésto hay que tener en cuenta los gustos personales.

***Si utilizamos edulcorantes, tendremos en cuenta que los hay que no admiten cocción, si utilizamos de éste tipo, el edulcorante lo añadiremos al final de la receta, así ajustaremos la cantidad a nuestro gusto.


   

martes, 27 de marzo de 2012

BORRACHILLOS DE ALMERÍA




Photobucket





Hoy en mi casa olía a gloria....bueno...nooooo...a borrachillos, que olor!! un olor maravilloso que me recuerda a mi infancia...es curioso cómo los olores nos transportan....

Ayer subí a mi terraza y me volvieron loca los olores....a una calle hay una pastelería, y por el aroma que me  llegó acababan de abrir el horno.....ay madre! pero para no acabar ahí, en la parte delantera de mi casa en el Mercado de Abastos, hay una churrería, y como había un poco de airecillo me llegó el olor a churros recién hechos.....y no queda ahí la cosa, los últimos domingos ponen en la plaza dónde vivo un camión de pollos asados, y también me venía el aroma....solo faltaba el olor a la morcilla de Clementina, la carnicera, que vive una calle más abajo y suele cocerla al medio día....

Menudo festín para el olfato, cómo se puede disfrutar con el olor que desprenden los alimentos, porque ese olor nos trae recuerdos de sabores conocidos y así también podemos disfrutar, vaya que si podemos....

Y ésta semana he hecho un dulce típico de Almería y de mi pueblo Dalías, huele de una forma que solo haciéndolos me sentía embriagada, es que son "borrachillos" jejej, no es nada raro...



Bueno, a lo que vamos....vamos a hacer borrachillos, un dulce típico de Almería que se parece mucho a los pestiños, pero mucho más sencillos y con menos ingredientes. Yo recuerdo a mis vecinas liando los borrachillos en cañas, si, cañas de los cañaverales, las tenían limpias de un centímetro de diámetro y unos diez centímetros de largas, ahí liaban la masa y cuando las metian en el aceite caliente, la masa se despegaba dejando un canutillo perfecto....cómo me gustaban entonces.....y cómo me siguen gustando ahora, jejej

Esta receta, como muchas de Semana Santa se hacían  y se siguen haciendo en las casas en grandes cantidades, normalmente hay alguien que dirige las cantidades y la forma de hacerlos y los demás se reparten el trabajo, una vez que los borrachillos están listos, cada colaborador...jejej, se lleva su parte del botín.....

Y ésta receta,  especial para Semana Santa,  solo me acuerdo de hacerla para éstas fechas, y es que los relaciono con las natillas, me encanta mojarlos en unas natillas claritas.....para perder la cabeza! jejej y también la línea!!!




Photobucket



INGREDIENTES


Para unos 40 borrachillos pequeños

1/4 litro de aceite de oliva virgen extra
1/4 litro de vino blanco ( si no os gusta mucho el sabor a vino, es mejor que utilicéis un vino blanco dulzón tipo moscatel o algún oloroso e incluso un Pedro Ximenez)          
1/4 litro de anís
1 cta. de levadura
raspadura de dos limones
4 clavos de olor (opcional)*
1 cta. de matalauva (anís en grano) o también llamado matalahuga (opcional)*
1 cta. de semillas de sésamo (opcional)*
1 kg. de harina aproximadamente (más la que necesitaremos para espolvorear en la mesa de trabajo)
200 gr. de azúcar y canela para rebozar




ELABORACIÓN


Calentar el aceite en un cazo hasta que empiece a humear, retirar del fuego y añadir los clavos de olor, dejar que suelten un poco su aroma en el aceite y sacar con una espumadera, a continuación añadimos el anís en grano o matalauva y las semillas de sésamo si optamos por ponerlas, dejamos freir en el aceite un par de minutos y añadimos el vino, el anís y la ralladura de limón.

Ponemos ésta mezcla en un bol grande y empezamos a poner harina mezclada con la levadura a pocos, y removiendo con las varillas mientras que podamos, una vez que la masa esté dura seguimos añadiendo harina y removiendo con las manos untadas en aceite o con una rasqueta de panadería.

Una vez que tenemos toda la harina consumida por los líquidos, sacamos la masa a una mesa con harina y la amasamos, estiramos y doblamos sobre si misma siempre en el mismo sentido para hojaldrarla (ésto no es necesario pero luego salen mejor, sobre todo si los dejamos gorditos).

Una vez que tenemos la masa dura pero manejable, cogemos porciones, las estiramos con el rodillo y cortamos cuadraditos, unimos en forma de pañuelo y pegamos bien la junta (si no pegamos bien se sueltan al ponerlos en el aceite caliente).

Calentar una sartén o la freidora con un buen aceite de oliva, ir poniendo borrachillos poco a poco para mantener siempre la misma temperatura, se hundirán en el aceite y luego suben a la superficie, les damos la vuelta para que se doren por igual y sacamos con una espumadera a una bandeja con papel absorvente.

Una vez que tengamos todos los borrachillos hechos, preparamos una mezcla de azúcar normal y canela y los rebozamos bien en la mezcla.*

También podemos hacerlos mojados en almíbar, para ver la receta del almíbar pincha en éste enlace que te llevará a la receta de Pestiños



Photobucket




También se les puede dar forma de enrollados, haciendo una tira muy fina y enrollándola sobre sí misma sin apretar, o hacerlos enrollándolos sobre una caña o sobre los canutillos metálicos que se utilizan para el hojaldre, así quedaría un cilindro hueco por el centro y muy crujiente.



Photobucket





***Las semillas de sésamo, la matalauva y el clavo son opcionales; los borrachillos son los primos pobres de los pestiños, y la mayoría de las veces no llevan éstas especias, aunque le dan un sabor exquisito y a mí me gusta ponerlas, hay que tener en cuenta que éste es un dulce típico de épocas de pobreza en las que había pocas cosas en las despensas, y las especias eran casi un artículo de lujo.

***Si los guardamos en una caja hermética duran días crujientes.

***Yo voy haciendo los borrachillos y poniendo en el aceite según los voy haciendo, saco los que están terminados y pongo nuevos, y así el aceite se mantiene a buena temperatura, pero si no tenéis mucha costumbre de hacer éste tipo de dulces, mejor que alguien os ayude o a cortarlos o a freirlos, es un buen momento para tomar un café y un rato de charla.

***Es preferible dejar que los borrachillos se enfríen y escurran el aceite antes de mojarlos en el azúcar, éste se pega igual y el azúcar no se pondrá aceitoso, con lo cual el borrachillo absorverá menos azúcar y el azúcar se mantendrá limpia, con lo que cundirá mucho más.

***Con la cantidad de azúcar que he puesto para el rebozado es posible que os sobre, si así fuera...no..la tiréis, os servirá para endulzar infusiones o para hacer un rico bizcocho.

***A mí personalmente me resulta más fácil hacerlos en forma de pañuelos y cómo los hago sola, voy haciendo según voy friendo y cortando todo a la vez, es entretenido, pero cuando se hacen un par de veces es muy sencillo y rápido.

martes, 12 de abril de 2011

ARROZ CON LECHE DE CABRA

Photobucket


Al hacer arroz con leche de cabra, siempre me trae el mismo recuerdo: fuí a casa de una vecina y acababa de traer su padre "calostros", una de sus cabras acababa de parir y traían como novedad éste rico manjar....y claro, me dijeron ...quieres? yo de principio dije nooooooo!!! aquello olía muy muy fuerte y tenía un aspecto realmente feo...y ésto es leche? me preguntaba yo...pero si es amarillento y llego de bolitas!!! jejejejej, pero cómo soy tan curiosa, los probé....y vaya si los probé...aún están esperando mis vecinos que les deje un poco! jejeje, me encantaron.

Y aunque ahora no tengo quien me regale de ese maravilloso manjar, me conformo con un poco de leche de cabra; hace unos días me regalaron una botella y siempre le doy el mismo uso....arroz con leche....tiene un sabor especial, tiene muuuuucho sabor...


Photobucket


INGREDIENTES


1 litro de leche de cabra
250 ml. de agua
100 gr. de arroz
150 gr. de azúcar más 50 gr. para el caramelo
la peladura de un limón
un palito de canela



ELABORACION


Poner en una olla el arroz y el agua, poner a fuego medio y dejar que se caliente removiendo de vez en cuando, cuando empiece a hervir le agregamos un chorro generoso de leche, ponemos dentro la peladura de limón y el palo de canela. Repetimos añadiendo leche cada vez que rompa el hervor y removemos, así hasta terminar la leche o cuando veamos que el arroz está en su punto.

Una vez que hemos añadido toda la leche, ponemos dentro el azúcar y dejamos hacer a fuego bajo hasta que la crema de leche esté en un punto cremoso y el arroz tierno pero sin que llegue a romperse.

Repartimos en cuencos individuales y lo dejamos enfríar.

Cuando lo vayamos a servir, inmediatamente antes ponemos una cucharadita de azúcar granulada encima del arroz y quemamos con una pala o soplete, ésto hará una costra fina de caramelo que le dará al arroz un toque riquísimo.


Photobucket


TRUCOS PARA UN ARROZ CON LECHE PERFECTO


***En el arroz con leche es muy importante la proporción arroz-leche-azúcar, la calidad del azúcar y el tipo de leche que utilicemos.

- Yo no recomiendo los arroces vaporizados ni de grano largo, no tienen mucho almidón y al cocerlos quedan los granos más enteros y elásticos, y para éste postre necesitamos un grano corto, que al cocer quede blando y al soltar el almidón que contiene nos espese la leche.

-La leche que es más idónea para éste tipo de postres es la leche entera, hay gente que lo hace con leche desnatada, y al final para mi gusto se estropea el postre, es más al final de la cocción podemos añadir un vasito de nata y nos quedará mucho más cremoso y rico.

-El azúcar a utilizar es orientativo, generalmente pondremos el mismo peso de azúcar que de arroz, pero cómo se añade al final siempre podremos rectificar y el arroz quedará más blanquito que si lo añadimos al principio, además si el azúcar se añade al principio el arroz se ablandará mucho más y será más fácil que se nos pegue.

-El punto caldoso es muy importante en un arroz con leche, para eso hay que tener en cuenta que debemos dejarlo caldoso, porque el arroz seguirá su cocción hasta que se enfríe, con lo cual va a seguir absorbiendo leche, y si queda muy seco, cuando pasen unas horas no nos quedará esa cremita deliciosa típica del arroz con leche.

-El tiempo de cocción nos va a llevar unos 40 minutos, dependiendo siempre del arroz elegido y la frecuencia con que le añadimos leche fría. Puede ser que nos aburramos de estar pendientes de él y en un descuido bajemos la guardía y se pegue; yo para evitar eso, hago siempre el arroz con leche cuando estoy cocinando otros platos, así no se me hace nada pesado.







sábado, 9 de abril de 2011

PAPAJOTES DE ALMERIA


Photobucket


Ya empezamos a elaborar postres de cuaresma, ya huele a canela y limón, a aceite frito, a clavo, a anís....son éstos dulces los que identifican nuestras costumbres más antiguas, las que nos traen recuerdos de niñez, de abuelas y madres trabajando sobre el hule* de la cocina....

Yo me recuerdo desde pequeña de rodillas en una silla haciendo mis bollos, mis roscos, ayudando a mi manera, aunque no hicera más que estorbar, jejeje, pero aquella espera valía la pena, la tertulia, el olor que desprendía el arroz con leche o el aceite de freir, probar esos primeros roscos que salían aún calientes....niñaaaaaa que te van a sentar mal!!!! jejej, pero me daba igual, es que estaba todo tan rico....

Y el primer postre de cuaresma que voy a traer en éstas fechas, es una fritura; es un postre de cuaresma, pero también muy típico en invierno, puede ser una merienda maravillosa para los días fríos de invierno o incluso para la cena, porque acompañados de un chocolate caliente nos van a parecer exquisitos, aunque realmente no necesitan nada más....y si recién hechos calenticos están buenos, fríos están ricos también...si os quedan!!! porque cómo son pequeñitos van cayendo de uno en uno, y cuando vuelves a la bandeja ya no quedan!!!!!


INGREDIENTES


1/2 litro de leche
500 gr. de harina (aproximadamente)
2 huevos
3 gaseosas (El Tigre, Mercadona) gasificante (si no tenemos le pondremos 1/2 sobre de levadura)
ralladura de un limón (opcional)
aceite de oliva suave o de girasol para freir
azúcar y canela para rebozar
una pizca de sal

***Podemos sustituir la leche por agua y también salen buenos



ELABORACION


Batir los huevos energicamente con un poco de sal, añadir la leche, la ralladura de limón y por último la harina tamizada con las gaseosas o la levadura. La harina la iremos añadiendo poco a poco y removiendo cada vez, dependiendo de la textura de la harina nos a a pedir más o menos cantidad de ésta, iremos añadiendo hasta que la masa tenga una textura de gacha floja que se pegue a la cuchara pero que caiga de ella goteando gotas gruesas.

Ponemos abundante aceite de girasol o de oliva suave en una sartén honda y lo calentamos, preparamos un plato con papel de cocina al lado y vamos echando con la cuchara pequeños montoncitos de masa en el aceite caliente, éstos montoncitos irán creciendo y tomando forma redondeada, darles la vuelta y sacarlos al papel de cocina para que escurran el exceso de aceite, una vez que hayan escurrido los pasamos por azúcar y canela.

Si queremos que los papajotes tengan mucho más sabor a aceite, utilizaremos aceite de oliva virgen, e incluso podemos aromatizar el aceite con cáscara de limón y clavos (ésto lo haremos friendo la cáscara y los clavos y sacándolos con una espumadera antes de empezar la fritura de los papajotes), otra opción para variar el sabor de los papajotes es añadir una cucharadita de semillas de anís a la masa....uhmmmmm!!!

Al echar cada cucharada de masa al aceite, nos van a ir cayendo gotas de masa pequeñas que se harán enseguida, debemos sacarlas con una espumadera en cuanto se frían, porque además de que están riquísimas y nos las vamos a comer según van saliendo, si las dejamos dentro del aceite y se queman nos van a manchar el aceite y luego no se podrá reutilizar.

El aceite se puede reutilizar en otro tipo de frituras o lo guardamos para volver a repetir los papajotes en otra ocasión.


CON THERMOMIX

Poner dentro del vaso los huevos, la leche y la ralladura de limón, batir 10 seg. a vel. 6, añadir la harina y el gasificante o levadura y batir 20 seg. a vel. 6.



VERSIÓN SALADA

La versión salada se puede hacer como sustitutivo o imitación de los churros, se les pone un poco más de sal y no se rebozan en el azúcar, además en vez de leche les pondremos agua y omitiremos la ralladura de limón.



***Hule: mantel de cocina, normalmente es de material plástico y con estampado colorido.

De cualquier manera están riquísimos!!!

lunes, 14 de junio de 2010

GALLETAS RELLENAS AL AROMA DE CAFE Y NARANJA


En Junio es anfitriona en el Hemc -45, Su del blog El horno de Su y nos propone un plato típico de nuestras madres y mi madre aparte de las deliciosas natillas y el exquisito arroz con leche, hace unos roscos fritos que son maravillosos, pero me he acordado también de éstas galletas que durante años yo he tenido olvidadas, pero que recuerdo que siempre se hacían por semana santa en mi casa....y entre natillas, roscos, galletas y arroz con leche...ufff...nos poníamos moraos, jejej

De paso he modificado un ingrediente que no me terminaba de convencer, pero claro, antes en las casas no había mucho surtido de licores y en la mía, como mucho vino, anís y coñac; así que le he puesto en vez de coñac que lleva la receta de mi madre, un chorrito de cointreau y tengo que decir que me gustan más que las que ella hacía...(ahora que no me oye, jejej)




INGREDIENTES


2 paquetes pequeños de galletas hojaldradas o maría (unas 40 aproximadamente)
150 gr. de coco rallado
150 gr. de chocolate blanco
50 gr. de nata líquida
1 cucharada de mantequilla
1 vaso de agua
3 cucharadas de café soluble
1 chorrito de cointreau (como 2 cucharadas soperas)
150 gr. de mantequilla derretida



ELABORACION


Fundir el chocolate blanco con la nata líquida y la mantequilla; dejar enfriar hasta que esté cremoso.

Untar con el chocolate fundido la mitad de las galletas, taparlas con la otra mitad.

Calentar hasta que hierva el agua en el microondas y añadir el café soluble y el cointreau.

Disponer en la mesa de trabajo lo que vamos a utilizar por éste orden: galletas, un cuenco con el café templado , la mantequilla derretida en otro cuenco y el coco para rebozar , y por último un plato para poner las galletas terminadas.

Meter las galletas en los cuencos en el mismo orden: café, mantequilla y coco.


****Estas galletas están ricas recién hechas, pero si las metemos en un tupper el día siguiente estarán blanditas y melosas...aún más ricas!!!

****El cointreau es una marca comercial de un licor destilado procedente de cáscaras de naranja con un sabor muy especial entre amargo y dulce.

hemc #45 - la cocina de mama

domingo, 21 de marzo de 2010

NATILLAS DE VAINILLA Y DE CHOCOLATE




Este postre es en mi casa un clásico, yo a veces no entiendo como se venden tanto los preparados para natillas, que son esencias, azúcares y harina basicamente; dónde se pongan unas natillas caseras.....con sus huevos frescos, con el azúcar justo, con la esencia de vainilla o esencia natural de limón y canela....y además, si se tarda lo mismo....la única diferencia es que hay que batir las yemas....

Mi hijo Alberto es el monstruo de las natillas y del arroz con leche, me los pide a menudo y le encantan, hace unos días los hice y me acordé de que aún no los había puesto nunca en el blog, pues en un momento la foto de rigor y a esperar que las natillas se enfríen, pues a veces no tiene calma y no las deja ni enfriar...jejejej


INGREDIENTES


3 yemas de huevo
1 cucharada de harina de maiz (una cucharada sopera)
150 gr. de azúcar
500 ml. de leche entera

Para aromatizar:

una peladura de limón y una ramita de canela
ó
1/2 vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla, también vale un sobrecito de azúcar avainillado


ELABORACION


Separar del total de la leche un vaso, calentar el resto (con la rama de canela y la peladura del limón) ó (con la vaina de vainilla abierta por la mitad ó un chorrito de vainilla) según el sabor que queramos darle .

Batir en un bol, la leche que hemos dejado aparte, las yemas y la harina de maiz, hasta que se disuelvan totalmente.

Una vez que la leche esté caliente retiramos la canela y el limón ó la vainilla y le añadimos el azúcar, remover hasta que el azúcar se disuelva y añadir poco a poco la mezcla de leche con yemas, batiendo mientras constantemente con un batidor de varillas ; una vez que hemos vertido toda la mezcla y las natillas empiecen a cuajar, apartar el cazo del fuego y seguir removiendo hasta obtener una crema densa pero cremosa.

Verter en cuencos individuales y adornar al gusto (yo en ésta ocasión he utilizado canela molida, bolitas de chocolate y galletas maría mini).







NATILLAS DE CHOCOLATE

INGREDIENTES

3 yemas de huevo
1 cucharada de harina de maiz
un chorrito de esencia de vainilla o azúcar avainillada
500 ml. de leche
2 cucharadas de cacao puro sin azúcar

Proceder de la misma manera que la receta anterior, solo tendremos que añadir a la leche caliente para que se disuelvan, dos cucharadas de cacao en polvo puro sin azúcar o dos cucharadas de cacao en polvo azucarado (tipo neskuik o colacao) y un chorrito de vainilla líquida o azúcar vainillada.

CON THERMOMIX

Poner la leche, la harina de maiz, las yemas, el azúcar y un chorrito de vainilla líquida en la thermomix, poner la mariposa y programar 8 min. temperatura 100º y vel. 1, al terminar el programa, volver a batir sin temperatura unos seg. a vel. 2.

*Es muy importante apartar la mezcla del fuego cuando empiece a hervir, si la mantenemos al fuego demasiado tiempo se puede cortar.

* También podemos hacer las natillas con los huevos enteros, la forma de hacerlas es igual, solo tenemos que tener mucho cuidado de que la mezcla no hierva porque se nos cortará con más facilidad.

*Otra forma de servirlas es poner una galleta en el fondo del bol y verter sobre ella las natillas bien calientes, la galleta se pondrá blandita y quedarán exquisitas...

*Otras veces las sirvo acompañadas de adornos de merengue hechos con la manga pastelera, otra combinación exquisita...

*Si en vez de ponerle azúcar, le ponesmos edulcorante tenemos un postre bien sano apto para diabéticos e incluso es apto para celíacos, porque lleva harina de maiz.

*Para los niños es uno de los postres más sanos y nutritivos que se les puede dar, siempre cuidando no pasarse con el azúcar.

Espero que os guste!!!!

viernes, 26 de febrero de 2010

BUÑUELOS DE CALABAZA







Las masas fritas, me vuelven loca...así con todas las palabras, los churros, los buñuelos, las tortas de bacalao de mi madre....bueno..paro de contar, porque me gustan todos, calientes y fríos, blandos y duros....hasta el punto de que no puedo probarlos...si los pruebo, no puedo parar......

Estos buñuelos no puedo hacerlos, así os lo digo, porque no soy capaz de comerme solo uno, así que hace unos días hice para regalar...y creo que no quedó ni un granito de azúcar.....

Quiero dar las gracias a Guiomar del foro de Arguiñano, que me dió la oportunidad de conocer éstos buñuelos....


INGREDIENTES

un vaso de agua (125 ml. aproximadamente)
400 gr. de harina (aprox.)
25 gr. de levadura de panadería
250 gr. de calabaza
una cucharada de sal
una cucharada de azúcar
azúcar para rebozar
una cucharadita de matalahuga (matalauva o semillas de anís)
aceite de girasol para freir


ELABORACION

Cocer la calabaza limpia en una bolsa de asar en el microondas a 800 watios de potencia. Si no tenemos microondas cocer en un vaso de agua hasta que esté tierna. Triturarla hasta que esté hecha una papilla.

Templar un vaso de agua y diluir en él la levadura. Cuidado con la temperatura del agua, si es demasiado elevada matará la levadura.

Unir en un bol la calabaza triturada, el agua con la levadura, añadir la sal, el azúcar y las semillas de matalahuga, comenzar a echar harina y remover hasta que tengamos una masa homogénea. Dejar levar en el bol con un paño de cocina por encima, unos 40 min.

Una vez fermentada la masa, poner aceite de girasol abundante en una sartén no muy grande, pero que sea honda (o en la freidora). Podemos utilizar aceite de oliva suave.

Ponemos en un bol una cucharada de aceite que nos servirá para untarnos las manos para que al manipular la masa no se nos pegue. Con las manos mojadas en aceite, hacemos bolas con la masa y estiramos con los dedos para hacer un agujero enmedio, echar al aceite caliente y freir hasta que se doren.

Una vez fritas espolvorear con azúcar, aunque no es necesario.

Nota.- Si hacemos la calabaza cocida en agua, es posible que la receta necesite algo más de harina, la cantidad de harina que yo utilizo es para calabaza cocida en microondas; la masa queda algo blanda, pero luego quedan los buñuelos más ricos.


CON THERMOMIX

Triturar la calabaza una vez cocida vel. 3-5

Echar por el bocal el agua templada con la levadura disuelta, añadir la harina, la sal, el azúcar y las semillas y amasar en vel. espiga hasta que tengamos una bola.

Dejar fermentar dentro del vaso de la thermomix tapado con un paño, hasta que la masa salga por el bocal.

Espero que os guste!!!!

ROSCOS FRITOS





Mi primera incursión en el mundo de la repostería fueron éstos roscos, una receta que tradicionalmente se ha hecho en mi casa desde que yo tengo uso de razón, siempre para San José y Semana Santa, mi madre sacaba un "lebrillo" (un bol de cerámica) y amasában los roscos entre mis hermanas y mi madre...entre mis hermanas y yo hacíamos los roscos y mi madre se encargaba de la fritura y luego me tocaba esperar pacientemente a que mi madre los sacara del aceite caliente para ir rebozándolos en el azúcar y canela...que bueno está un rosco recién hecho!!!.....aunque mi madre siempre me regañaba porque los comía calientes, jejej

Ahora, seguimos haciendo roscos, y nos gusta hacerlos en compañía, cada una de nosotras hace una tarea, y así en un momento terminamos...fregamos y recogemos la cocina mientras se enfrían y hacemos un café con leche para comprobar el material recién hecho.... y los que quedan de la cata, nos los repartimos...los guardamos en una olla y a seguir disfrutando....



INGREDIENTES

6 huevos
1 sobre de levadura Royal
3 gaseosas (sobrecitos gasificantes) en mi casa "El Tigre"
1/2 vasito de anís
el zumo de 1 naranja
ralladura de un limón
ralladura de una naranja
1kg. 1/4 de harina


Por cada huevo:
3 cucharadas soperas de azúcar
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
3 cucharadas soperas de leche

Si hacemos la mitad de los huevos, la proporción de azúcar, aceite y leche seguirán siendo 3 cucharadas por cada huevo, respecto al anís y el zumo de naranja reducimos su cantidad, y la levadura también.

Para freir:
1 litro de aceite de girasol
canela y azúcar para rebozar (también se pueden rebozar con azúcar glass)



Vamos echando todos los liquidos a un bol amplio y batiendo con unas varillas, añadimos las ralladuras de naranja y limón. Añadimos el azúcar que corresponda



Añadimos la harina tamizada con la levadura y los sobres de gaseosa. Empezamos a agregar harina poco a poco y removiendo la masa, llegará un punto que tendremos que dejar de hacerlo con la varilla y seguir con un tenedor o cuchara.

Dejamos la masa reposar un ratito, mientras preparamos el azúcar con la canela para rebozar.

Ponemos un bol con aceite para humedecer la mesa o la encimera donde vamos a colocar los roscos una vez formados con la masa y para humedecernos las manos para que no se nos peguen al hacerlos.



Comenzamos a coger bolas de masa y darles forma de rosco y los vamos colocando en la mesa húmeda de aceite. Cuando estén hechos, les damos unos cortes por encima o por el lateral para que se hinchen.

Calentamos la mitad del aceite de girasol a fuego medio, en una sartén honda y amplia, y comenzamos a echar los roscos, les vamos dándo la vuelta para que se vayan poniendo dorados poco a poco y ajustamos la temperatura del aceite. Añadimos más aceite a medida que lo vamos necesitando, los roscos deben estar siempre flotando en el aceite.

Si utilizamos aceite de oliva, éste se tornará oscuro rapidamente, y tendremos que utilizar el doble de cantidad que el de girasol o de semillas.



Una vez fritos, los vamos echando a un platito que tendremos con azúcar y canela y los rebozamos en ella y poniendo en una bandeja para que se enfríen.

El azúcar se irá mojando del aceite que sueltan los roscos, así que es conveniente poner una pequeña cantidad e ir echando poco a poco más azúcar limpio a medida que lo necesitamos.

Como véis en ésta última foto además de los roscos, siempre hacemos un bollito, antes cuando yo era pequeña era para mí, ahora hacemos tres bollitos para mis niños que son los más pequeños de la casa....

Los roscos se conservan perfectamente tiernos metidos en una olla con tapadera


CON THERMOMIX

Haremos la mitad de la cantidad, si queremos hacer mas de tres huevos, haremos la masa en dos tandas.

Ingredientes:

3 huevos
1/2 sobre de levadura Royal
1 sobre de gaseosas
2 cucharadas de anís
el zumo de 1/2 naranja
ralladura de una naranja
550 de harina
9 cucharadas soperas de azúcar
9 cucharadas soperas de aceite de oliva suave
9 cucharadas de leche

ELABORACIÓN

Poner en el vaso de la thermomix, los huevos, la leche, el anís, el zumo de naranja, las ralladuras, el azúcar y la leche, remover unos 15 seg. a vel. 3. Añadir la harina y la levadura y mezclar 15 seg. a vel. 6. Programar 1 min. vaso cerrado vel. espiga.

Sacar del vaso y dejar reposar un ratito antes de hacer los roscos....la textura de la masa tiene que ser consistente, suficientemente buena como para formar los roscos con las manos, si la masa estuviese muy pegajosa podemos facilitar la tarea mojándonos las manos en agua o en aceite antes de manipular la masa para hacer los roscos.

Si la masa no se pudiera manipular es que le falta harina, cada harina tiene una absorción diferente de los líquidos, añadir un poco de harina en la mesa y amasar un poco la bola de masa hasta que esté a nuestro gusto.....y recordad...cuanto mas blandos se hagan, mas tiernos y jugosos estarán después y mas tiempo durarán tiernos.


Espero que os guste!!!!

LECHE FRITA








Este es uno de los dulces por excelencia de la Semana Santa, rico y fácil....y eminentemente casero, y como no puede ser menos, cada pueblo y cada casa dicen poseer la receta original, la mía seguramente no será la original, pero para mí es la que mejor resultado me ha dado de las que he probado y......creedme...han sido muchísimas, porque a mi marido es uno de los postres que más le gustan....

La primera receta que probé, hace bastantes años ya, recién casados, fué un auténtico fracaso, ahora me rio, pero entonces me dió una rabia enorme...en mi casa mi madre nunca había hecho éste postre y yo solo lo había probado en restaurantes....mira por dónde me regala mi suegra "El libro de las recetas caseras de Dhul" y venía una receta, pues me dispongo a hacerla con toda la ilusión del mundo para mi maridín, y cuando por fín la masa estuvo fría, yo me calentaba por momentos, los sudores me corrían por la frente en pleno invierno, aquello no había manera de cortarlo, era una masa pegajosa que no se podía despegar, aún menos rebozar, y ya ni cuento como terminé por freirla, añadiendole harina cruda para poder hacerlo más manejable....jejejej...cuando por fín conseguí freir alguna de las tajadas, al llevar harina cruda me quemaban el aceite y todo era negro, negro!!!!!.....en fín....que alguna creo que si nos llevamos a la boca, pero a mí no me quedaron ganas de repetir la experiencia.

A lo largo de los años he ido probando distintas recetas, con diferentes resultados y de sabor muy parecidas, pero hace varios años en una revista encontré ésta, y ha sido la definitiva...se hace muy bien, se corta estupendamente, se maneja mejor aún, al freirla se mantiene perfecta, y cuando le das un bocado está rica, rica!!!!!


INGREDIENTES

150 gr. de azúcar
150 gr. de maicena (harina de maiz refinada)**si ponemos 120 gr. saldrá más blanda y rica, pero costará un poco más de trabajo manejarla, aunque vale la pena.
1 litro de leche
1 peladura de limón
1 rama de canela

Para freir y rebozar:

Una cucharada de canela en polvo
1 taza de harina normal
2 huevos
1 taza de azúcar
1 taza de aceite (yo utilizo de girasol)

ELABORACION


En un cazo calentamos 3/4 partes de la leche, el resto la reservamos en un bol y le añadimos la harina de maiz y lo reservamos.






Cocemos la leche con una rama de canela y la peladura de un limón o de naranja, sin que llegue a hervir, una vez que esté bien caliente, la retiramos del fuego y la dejamos reposar 10 minutos para que infusione.

Colar la leche para retirar la peladura, la nata que se ha podido crear en la superficie de la leche y los posibles trocitos de canela en rama que pueden haber quedado flotando en la leche.

Ponemos de nuevo al fuego la leche, añadimos el azúcar y una vez que esté caliente agregamos la leche fría con la harina de maiz disuelta, poco a poco y sin dejar de remover con unas varillas, cuando veamos que está alcanzando el punto de ebullición, apartamos del fuego y removemos energicamente con las varillas durante unos minutos para que no se nos queden grumos.

Preparamos un molde cuadrado de unos 25 cm. de lado, lo pintamos con aceite de oliva y vertemos la crema, movemos el molde sacudiéndolo para que la crema se quede lisita por la superficie y dejamos enfriar.


Una vez frío cortamos en trocitos cuadrados de unos 2 cm. y los vamos sacando a una bandeja.

Batimos los huevos en un bol y reservamos.
Mezclamos en un bol el azúcar y la canela
Ponemos la harina normal en un bol

Ponemos el aceite en una sartén profunda y lo calentamos, entonces vamos mojando la leche en harina y después en huevo batido y seguidamente los ponemos en la sartén, cuando estén dorados por todos sus lados, los sacamos a papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Cuando tengamos toda la leche frita lista, la vamos pasando por azúcar normal mezclado con la canela y lo presentamos.




Está muy rica tibia, acompañada de una bola de helado de turrón o vainilla, o simplemente sola.

Si la dejamos de un día para otro, tenderá a sudar y derretirse el azúcar, pero si queremos servirla y que no se note, bastará con volverla a rebozar en azúcar y canela, estará como recién hecha.



CON THERMOMIX

Ponemos en el vaso de la thermomix la mariposa, cerramos y añadimos la leche, el palo de canela, la peladura de limón, la maizena y el azúcar,  programamos 12 minutos, vel. 3 y a 90º. Sacamos del vaso ayudándonos con la espátula y la estiramos en una fuente grande para dejarla enfriar.

Si queremos que tenga más sabor a limón y canela, calentaremos la leche 90º vel. 1 unos 8 minutos. Dejamos infusionar y volvemos a ella cuando la leche esté totalmente fría, haciendo los pasos que he explicado anteriormente, solo hay que tener en cuenta que la leche debe estar fría para disolver la maizena.
Espero que os guste!!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails