miércoles, 23 de abril de 2014

TARTA ESPIRAL DE CHOCOLATE, NATA Y FRESAS PARA EL DÍA DE LA MADRE



 photo tartachocofresa_zpsde6fbabe.jpg




Faltan unos días para que celebremos el día de la madre, un día muy importante para todas las familias,   "madre no hay mas que una"....y para todo hijo su madre es la mejor madre del mundo, aunque le regañe, aunque le corrija, aunque le intente meter la verdura triturada para que no se entere....., jejeje, pero una madre solo quiere lo mejor, da algo de su propia vida para que su hijo llegue al mundo y luego lucha el resto de su vida, para que ese hijo consiga sus metas....

El día de la madre tiene una historia muy curiosa... ya se celebraba en la antigua Grecia, en dónde se rendían honores a la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades, en el Imperio Romano, y luego los católicos que rinden un homenaje a las madres celebrando la fiesta de la Inmaculada Concepción, pero la celebración en Mayo como se conoce ahora, se debe a una costumbre americana de celebrar el día de la madre el segundo domingo de Mayo, de dónde se gestó la celebración internacional de éste día, que en España se celebra el primer domingo de Mayo, y éste año será día 4.


Yo para celebrarlo os propongo una tarta de ingredientes muy sencillos, sabores comunes y muy de temporada, mas que nada por las fresas, pero se pueden sustituir por otra fruta o incluso por chocolate u otro tipo de decoración.


INGREDIENTES



Para los bizcochos (3 bases de bizcocho genovés)

4 huevos
120 gr. de azúcar
una cucharadita de esencia de vainilla
120 gr. de harina de repostería (sin levadura) ***
un pellizco de sal


Crema de avellanas*** (receta casera al final del texto), Nocilla o Nutella
500 ml. de nata para montar ( he utilizado vegetal azucarada)
200 gr. de fresas
azúcar glacé
cacahuetes con chocolate para decorar
chocolate negro rallado




ELABORACIÓN CON THERMOMIX


Del bizcocho genovés

Precalentar el horno a 180º.

Colocar la mariposa en las cuchillas del vaso del Tmx, abrir los huevos y poner dentro del vaso junto al azúcar y la esencia de vainilla. Programar 6 min. a 37º y velocidad 4 para mezclar el bizcocho, la mariposa junto a la temperatura de 37º harán que aumente su volumen hasta triplicarlo, cuando acabe el tiempo, vuelva a programar 6 min a vel. 4 sin temperatura, para que tome cuerpo y se enfríe un poco.

Abrir el vaso y añadir la harina y un poco de sal alrededor de la mariposa, cerrar la tapa y mezclar 4 segundos a vel. 4, sacar la mariposa y sacudir un poco para que suelte los restos de mezcla y terminar de envolver con la espátula.

Cubrir tres bandejas de horno con papel de hornear, verter una capa fina de masa del bizcocho, extender cubriendo toda la superficie de la bandeja de horno (tiene que salir bien rectangular y fina), meter en la parte del horno una de las bandejas, hornear 10-12 min, no tiene que dorarse, sacar y tapar el bizcocho con otro papel de hornear, dejar enfriar dos minutos para poder manipularlo y enrollarlo sobre sí mismo ayudándonos de los dos papeles de hornear. Repetir la operación con las otra bandejas.


 photo collage_zps1e666d84.jpg




Dejar que los bizcochos se enfríen por completo, retirar los papeles de horno desliando con mucho cuidado los bizcochos, (quedarán con la tendencia a enroscarse que es lo que nos interesa para volver a darles forma), untar la parte que queda hacia arriba con abundante crema de chocolate y repetir la operación con el resto de bizcocho.

Cortar cada plancha en tres tiras del mismo tamaño (el ancho de la tira será la altura de la tarta), enrollar las tiras sobre sí mismas, poniendo la siguiente donde se termine la anterior, haciendo un cilindro o una espiral con los bizcochos.


 photo collage1_zpse97664da.jpg


Poner un poco de crema de chocolate en la base del plato dónde vamos a servir la tarta y poner la espiral de bizcochos en vertical sobre la crema para que se pegue y no se mueva.

Montar la nata muy fría con el azúcar con mariposa y vel. 3/1 hasta que esté montada (el tiempo dependerá de la temperatura, vigilaremos hasta que esté bien dura).

Poner una capa fina de nata a todo el contorno y la parte superior del bizcocho, meter en el frigorífico unos diez minutos, pasado éste tiempo, volver a poner otra capa de nata hasta que todos los bordes queden bien finos, sin imperfecciones, meter el resto de la nata montada en una manga pastelera con boquilla rizada y hacer la decoración a nuestro gusto, coronar la decoración con el chocolate.

Cortar las fresas en láminas finas, coger las láminas centrales, las más grandes y bonitas (el resto nos las comemos con la nata que sobre, jejej) y ponemos las fresas desde la parte de fuera hacia dentro montándolas sucesivamente, primero la primera capa en el borde, luego la segunda capa habrá que montarla tapando los huecos que hay entre las láminas de abajo y así sucesivamente hasta llegar al centro.

Espolvorear las fresas con abundante azúcar glacé y el chocolate rallado.



ELABORACIÓN A MANO O CON BATIDORA


Del bizcocho genovés

Precalentar el horno a 180º.

Batir los huevos  junto al azúcar y la esencia de vainilla en un bol al baño maría, batir hasta que aumente su volumen hasta triplicarlo, añadir la harina tamizándola con un poco de sal y remover hasta que se integre.

Cubrir tres bandejas de horno con papel de hornear, verter una capa fina de masa del bizcocho extenderla hasta cubrir toda la superficie de la bandeja de horno (tiene que salir bien rectangular y fina), meter en la parte del horno una de las bandejas, hornear 10-12 min, no tiene que dorarse, sacar y tapar el bizcocho con otro papel de hornear, dejar enfriar dos minutos para poder manipularlo y enrollarlo sobre sí mismo ayudándonos de los dos papeles de hornear. Repetir la operación con las otra bandejas.

Dejar que los bizcochos se enfríen por completo, retirar los papeles de horno desliando con mucho cuidado los bizcochos, (quedarán con la tendencia a enroscarse que es lo que nos interesa para volver a darles forma), untar la parte que queda hacia arriba con abundante crema de chocolate y repetir la operación con el resto de bizcocho.

Cortar cada plancha en tres tiras del mismo tamaño (el ancho de la tira será la altura de la tarta), enrollar las tiras sobre sí mismas, poniendo la siguiente donde se termine la anterior, haciendo un cilindro o una espiral con los bizcochos.

Poner un poco de crema de chocolate en la base del plato dónde vamos a servir la tarta y poner la espiral de bizcochos en vertical sobre la crema para que se pegue y no se mueva.

Montar la nata muy fría con el azúcar con varillas hasta que esté montada bien dura).

Poner una capa fina de nata a todo el contorno y la parte superior del bizcocho, meter en el frigorífico unos diez minutos, pasado éste tiempo, volver a poner otra capa de nata hasta que todos los bordes queden bien finos, sin imperfecciones, meter el resto de la nata montada en una manga pastelera con boquilla rizada y hacer la decoración a nuestro gusto, coronar la decoración con el chocolate.

Cortar las fresas en láminas finas, coger las láminas centrales, las más grandes y bonitas (el resto nos las comemos con la nata que sobre, jejej) y ponemos las fresas desde la parte de fuera hacia dentro montándolas sucesivamente, primero la primera capa en el borde, luego la segunda capa habrá que montarla tapando los huecos que hay entre las láminas de abajo y así sucesivamente hasta llegar al centro.

Espolvorear las fresas con abundante azúcar glacé y el chocolate rallado.


PARA PREPARAR LA CREMA DE CHOCOLATE CASERA CON THERMOMIX

Aquí está la receta, pero si queréis verla con fotos pinchad en el título

INGREDIENTES

100 gr. de avellanas, peladas y tostadas en el horno
150 gr. de azúcar
100 gr. de chocolate fondant
100 gr. de chocolate con leche
100 gr. de chocolate blanco
200 gr. de leche entera
150 gr. de aceite de girasol



ELABORACIÓN

Poner las avellanas y el azúcar en el vaso de la Thermomix bien seco y triturar 15 seg. vel. 10 hasta que quede un polvo fino; añadir los chocolates troceados y triturar 20 seg. a vel. 9
Agregar la leche y el aceite y programar 7 minutos a 50º y vel. 4
Poner la crema en vasos de cristal con tapadera y dejar enfriar. Conservar en el frigorífico.



martes, 15 de abril de 2014

PASTEL O MONA DE PASCUA DE CHOCOLATE Y NATA





 photo lidl1_zps622d23eb.jpg



La mona de pascua es un dulce tradicional de toda la zona mediterránea..antiguamente se hacía la mona para celebrar el final de la cuaresma, la abstinencia llegaba a su fin con un dulce tradicional, que se hacía con una masa levada y huevos cocidos para adornar...hoy en día, el pastel o mona de pascua, ha ido cambiando, buscando la modernidad y convirtiéndose en un pastel mas moderno, con figuritas de chocolate que generalmente son huevos, conejos o pollitos, los animales más típicos de las decoraciones de los dulces en éstas fechas, aunque en las pastelerías de toda la vida, se siguen vendiendo las monas levadas con sus formas tradicionales, su huevo cocido y su miga, jugosa y rica.


En mi casa no hay tradición de hacer éste pastel...con las natillas, el arroz con leche, la leche frita, los roscos fritos y los pestiños...ya vamos un poco "dulces" jejej, así que no se nos ocurre hacer ni comprar otro tipo de pasteles; pero éste año, se me ha antojado prepararla, ya que Lidl me ha enviado unas bolsitas con chocolatinas especiales para decorar éste pastel, conejitos, pollitos y un super conejo enorme de chocolate y todo ésto, lo podéis encontrar éstos días en vuestro supermercado Lidl más cercano, porque siempre hay productos cuya calidad y precio,  nos sorprenden.





INGREDIENTES


Para los bizcochos (3 bases de bizcocho genovés)

4 huevos
120 gr. de azúcar
una cucharadita de esencia de vainilla
120 gr. de harina de repostería (sin levadura) ***
un pellizco de sal

Para la crema de chocolate o trufa

500 gr. de nata para montar
200 gr. de chocolate postres
50 gr. de azúcar


Para el relleno de crema de naranja

250 de azúcar
la piel de una naranja(solo la piel naranja)
200 gr. de zumo de naranja natural
120 gr. de mantequilla
4 huevos


Para decorar

500 ml de nata para montar
80 gr. de azúcar







ELABORACIÓN


CON THERMOMIX


De la crema de chocolate o trufa

Poner la nata, el azúcar y el chocolate troceado en el vaso y programar 6 min. 90º vel. 2. Verter en un recipiente y dejar enfriar hasta que esté bien duro. Mejor toda la noche.

Una vez que esté fria, poner en el vaso del Thermomix y poner la mariposa en las cuchillas, montar en vel. 3 hasta que esté la crema dura y esponjosa.

Poner la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y guardar refrigerada hasta el momento de utilizar.


Del bizcocho genovés

Precalentar el horno a 180º.

Colocar la mariposa en las cuchillas del vaso del Tmx, abrir los huevos y poner dentro del vaso junto al azúcar y la esencia de vainilla. Programar 6 min. a 37º y velocidad 4 para mezclar el bizcocho, la mariposa junto a la temperatura de 37º harán que aumente su volumen hasta triplicarlo, cuando acabe el tiempo, vuelva a programar 6 min a vel. 4 sin temperatura, para que tome cuerpo y se enfríe un poco.

Abrir el vaso y añadir la harina y un poco de sal alrededor de la mariposa, cerrar la tapa y mezclar 4 segundos a vel. 4, sacar la mariposa y sacudir un poco para que suelte los restos de mezcla y terminar de envolver con la espátula.

Poner la preparación dividida en tres moldes pequeños circulares (yo utilizo los metálicos de usar y tirar dónde se venden los pollos, es un tamaño ideal), meter en el horno y hornear unos 10-15 min., solo debe dorarse ligeramente, si éste bizcocho se hornea demasiado se pondrá duro.


Crema de naranja

Con el vaso y las cuchillas bien secos, poner el azúcar y pulverizar 30 segundos a velocidad progresiva del 5-10, añadir la piel de la naranja y repetir la operación, añadir el zumo de naranja, la mantequilla en trozos y los huevos y programar 20 min. a 90º y velocidad 4. 


Montar la nata

Poner la nata muy fría en el vaso del Tmx, poner la mariposa en las cuchillas y montar a velocidad 3 1/2 hasta que la nata esté dura y con una textura sedosa y espesa, (cuidado de no montar demasiado, ya que el exceso de montado, lo que hace es por el efecto del centrifugado, separar la grasa y convertirla en mantequilla)***

Meter la nata en una manga pastelera. Refrigerar hasta el momento de usar.


MONTAJE DEL PASTEL


Poner una base del bizcocho en el plato dónde vamos a servir el pastel, poner una buena capa de crema de naranja por encima de la base que empape un poco el bizcocho, poner una capa de crema de chocolate por encima, tapar con otra base de bizcocho y repetir la operación.

Aplicar tiras de crema de trufa de forma vertical sobre el bizcocho, dejando un claro del mismo tamaño entre una y otra tira (esa la rellenaremos de nata blanca), adornar la parte de arriba del bizcocho con crema. Con la manga pastelera de nata blanca, hacer tiras verticales en los claros que hemos dejado antes sin hacer, adornar la parte superior del pastel.

Adornar el pastel con los pollitos, conejos de chocolate y unos adornos de colores.



ELABORACIÓN TRADICIONAL


De la crema de trufa o chocolate

Poner la nata, el azúcar y el chocolate troceado en un cazo, calentar y remover mientras se deshace el chocolate sin que llegue a ebullición. Dejar enfriar bien toda la noche.

Al día siguiente y bien frío, montar con unas varillas eléctricas.
Poner la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y guardar refrigerada hasta el momento de utilizar.

Del bizcocho genovés

Precalentar el horno a 180º.

Poner en un cuenco los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla, colocar en cuenco sobre un cazo con agua que esté en el fuego a temperatura media, batir con unas varillas hasta que triplique su volumen, añadir la harina tamizada y seguir mezclando con las varillas.

Poner la preparación dividida en tres moldes pequeños circulares (yo utilizo los metálicos de usar y tirar dónde se venden los pollos, es un tamaño ideal), meter en el horno y hornear unos 10-15 min., solo debe dorarse ligeramente, si éste bizcocho se hornea demasiado se pondrá duro.

Crema de naranja

Rallar finamente la cáscara de naranja, exprimir las naranjas y poner el zumo, la ralladura, el azúcar, la mantequilla y los huevos batidos en un cazo al fuego, calentar a fuego medio sin dejar que remover con las varillas hasta que la crema espese, retirar en cuanto se ponga espesa y seguir removiendo con las varillas durante unos minutos.

Montar la nata

La nata debe estar muy fría antes de montarla, y la pondremos en un bol amplio con el azúcar, montar con unas varillas eléctricas hasta que esté bien espesa. Meter en una manga pastelera y mantener bien fría antes de utilizar.




MONTAJE DEL PASTEL


Poner una base del bizcocho en el plato dónde vamos a servir el pastel, poner una buena capa de crema de naranja por encima de la base que empape un poco el bizcocho, poner una capa de crema de chocolate por encima, tapar con otra base de bizcocho y repetir la operación.

Aplicar tiras de crema de trufa de forma vertical sobre el bizcocho, dejando un claro del mismo tamaño entre una y otra tira (esa la rellenaremos de nata blanca), adornar la parte de arriba del bizcocho con crema. Con la manga pastelera de nata blanca, hacer tiras verticales en los claros que hemos dejado antes sin hacer, adornar la parte superior del pastel.

Adornar el pastel con los pollitos, conejos de chocolate y unos adornos de colores.








miércoles, 9 de abril de 2014

TALVINAS (TRADICIONAL Y THERMOMIX)





 photo talvinas5_zpscac111fa.jpg


 photo talvinas3_zps0c4e9870.jpg



Hace unos días me llamaban del Ayuntamiento de mi pueblo*, Canal Sur quería hacer un reportaje sobre un plato muy antiguo, las talvinas o tarbinas, ( lo he visto escrito de las dos formas y no tengo muy claro cual es la forma correcta de escribirlo), es un plato humilde, sencillo, tradicional de la semana santa y el invierno, un plato que muchas veces comíamos en mi casa para cenar en los días fríos de invierno, cuando apetecía algo calentito y dulce.

Bien, pues tras ponerse en contacto conmigo el Ayuntamiento, me puse a elaborar éste plato, pues en la tele todo es muy rápido y quería ver como lo haría para explicarlo en el menor tiempo posible...como presentaría el resultado y pensando en hacer un bonito bodegón con los ingredientes.... todo un reto y un compromiso, no porque la receta tenga ninguna dificultad...noooo...era porque se grabaría en mi casa y ....uf! sudores me entraron, jejeej, pero unos días después me llamaron para decirme, que habían pedido que fuese un restaurante el que elaborara el plato...por lo que yo respiré tranquilamente, jejej, hace ilusión cocinar un plato tradicional de tu pueblo para la televisión de Andalucia, jejej,  pero también es una responsabilidad muy grande....

Hoy quiero compartir el resultado de éstas gachas....y la receta por si queréis probarla....están riquísimas y son bastante nutritivas como podréis comprobar, jejeej, yo las he presentado de dos formas, una manera tradicional, en plato de barro y otra sobre una tosta de pan frito y aplicadas con manga pastelera (para ésta última preparación las gachas tienen que salir duritas y esperar que se enfríen un poco para que tomen consistencia).

**Soy una cansina, lo he nombrado mil veces, pero por si alguno ha llegado nuevo al blog, mi pueblo se llama Dalías y está en Almería, es un pueblo pequeño, agrícola, situado en la baja Alpujarra, en las faldas de Sierra de Gádor, entre el mar y la montaña....precioso, con unas tradiciones, una gastronomía y un patrimonio únicos...y las fiestas de Sto. Cristo de la Luz, están declaradas como bien de interés turístico.


 photo talvinas4_zps1de294b9.jpg



INGREDIENTES

un puñado de almendras
dos o tres rodajas de pan del día antes
100 gr de aceite de oliva virgen extra
una cucharadita de matalauva (anís verde)
500 ml de leche (también se puede hacer con agua)
una peladura de limón (solo piel amarilla)
un palo de canela
75 gr de azúcar
60 gr de harina de repostería (si se quieren mas densas 80 gr.)
miel de encina (o miel de caña)
opcional (canela en polvo)





 photo talvinas6_zps425701af.jpg




ELABORACIÓN



TRADICIONAL

Poner en una sartén la harina, poner a fuego medio y remover hasta que la harina se dore ligeramente, (éste paso es opcional, ya que se pueden hacer también con la harina cruda).

Poner en una olla la leche con la peladura de limón y el palo de canela. Llevar a ebullición y apagar inmediatamente, dejar que infusione el limón y la canela para aromatizar la leche.

Poner en una sartén el aceite a calentar, freír las almendras, sacar y reservar en un bol, añadir el pan cortado en dados de un centímetro y freír hasta que se dore el exterior. Sacar y reservar en un bol. Añadir la matalauva, remover mientras que se fríe ligeramente, añadir inmediatamente la leche reservada templada,
el azúcar y  poner a fuego medio,  añadir la harina poco a poco, removiendo con unas varillas para que no haga grumos, cuando las gachas estén finas, apartar del fuego.

Servir en cuencos las tarbinas y poner por encima las almendras y el pan frito. Terminar con un hilo de miel o si se prefiere canela molida.



 photo collage_zpseab6a3c7.jpg



CON THERMOMIX


Poner en una sartén la harina, poner a fuego medio y remover hasta que la harina se dore ligeramente, éste paso es opcional, ya que se pueden hacer también con la harina cruda.

Poner en una sartén el aceite a calentar, freír las almendras, sacar y reservar en un bol, añadir el pan cortado en dados de un centímetro y freír hasta que se dore el exterior. Sacar y reservar en un bol. Añadir la matalauva, remover mientras que se fríe ligeramente y apagar el fuego quitando la sartén para que no siga cocinándose. Reservar este aceite con las semillas***.

En el vaso de la Thermomix seco, ponermos el azúcar, la peladura de un limón y una cucharadita de canela en polvo, pulverizar 5 al 10 progresivo durante unos 20 segundos. Añadir al vaso, el aceite que ha quedado de freír el pan y las almendras, la leche y la harina. Programar 5 min. 90º vel. 4

Servir en cuencos las tarbinas y poner por encima las almendras y el pan frito. Terminar con un hilo de miel o si se prefiere canela molida.




***Si no os gusta encontraros al comer las semillitas de matalauva, colar el aceite antes de ponerlo en la preparación.

***Las tarbinas se pueden tomar mas o menos densas, según los gustos...recién hechas y calientes están con una textura parecida a las natillas, pero cuando se enfrían toman mas textura y se pueden servir como en las fotos, sobre tostas de pan frito y aplicándolas con una manga pastelera, ésta presentación es más "fina" si las queremos poner a nuestros invitados o para que se puedan tomar como postre mas pequeño de bocado.




LinkWithin

Related Posts with Thumbnails